Make your own free website on Tripod.com








TIRO TACTICO POLICIAL por JORGE SAENZ

TACTICAS POLICIALES CALLEJERAS














Home | ORGANIZACION DE LA ENSEÑANZA | INSTALACIONES PARA TIRO | PRACTICAS DE TIRO | SISTEMAS DE ENSEÑANZA VIRTUAL | TACTICAS POLICIALES CALLEJERAS





360 GRADOS, ARRIBA Y ABAJO

Los 360º se refieren al procedimiento para mantener la supervivencia y volver a casa a salvo por la noche. Si ud se encuentra con el sospechoso frente a ud. observe sus manos, que son las que matan.

En ese momento su área de responsabilidad táctica, que no está específicamente ordenada, son los 360º que lo rodean. Utilice cualquier método de observación para ejercer ese control a su alrededor. Arriba y abajo es un concepto simple, pero muchas veces no se pone en práctica. Los sujetos pueden encontrarse en árboles (arriba) u ocultos en objetos a ras del suelo (abajo). Durante el relato de experiencias, muchos policías fueron sorprendidos por sujetos ocultos de esta manera.

iraq-police-patrol-37.jpg

PERSECUCIONES A PIE

Las persecuciones a pie, son inherentemente peligrosas. En muchos casos, el sujeto conoce el lugar y ud. no.  En algunos casos, el sujeto podría hacerlo caer en una emboscada. Existen numerosos escenarios durante las persecuciones y la mayoría de ellos son malos.

La primera consideración es perseguir o no.  Debe priorizar un criterio táctico para la decisión, reconocer la situación inmediatamente y decidir si es necesario rodear la zona con ayuda o iniciar una persecución a pie. Los factores de decisión, son el número de sujetos, tipo de delito y el tiempo de reacción para iniciar la persecución, son algunas de las consideraciones para tomar la decisión.

Una vez iniciada la persecución a pie, se debe tener cuidado con algunas medidas de seguridad. Algunas de ellas son: mantenga el arma en la funda; en las esquinas observe antes de doblar mediante el método de espionaje rápido; no se separe de su pareja; esté atento por los sonidos; no lleve su escopeta; asegure su vehículo y por sobre todo compruebe en qué estado psíquico se encuentra.

La persecución a pie, requiere un entrenamiento para hacerlo. Algunos elementos de importancia en este caso son: observe en las esquinas;  entrénese en trepar paredes y obstáculos. El entrenamiento es fundamental para realizar una persecución con seguridad.

Piense mientras persigue.

El FBI, arribó a interesantes conclusiones acerca de la persecución a pie. Como el  80% de la población es diestro, lleva sus armas de ese lado y tiende a doblar en las esquinas hacia la derecha.

TIPS POLICIALES

Siempre sepa dónde se encuentra

No deje las llaves en el patrullero.

Practique recarga con su mano inhábil

Utilice las luces para su propia ventaja.

Lleve otras armas en su móvil.

El chaleco antibalas es inefectivo si no se lo coloca.

Conozca qué cubierta resulta efectiva contra qué arma.

Nunca se desplace al mismo tiempo que su compañero.

No espíe en una esquina al mismo nivel de la pared por dos veces consecutivas..

No se mueva en línea recta.

Mantenga siempre un alto nivel de estado físico.

 

 

10 ERRORES FATALES QUE HAN MATADO A POLICÍAS EXPERTOS 

1. La actitud. Si no nos concentramos en nuestro trabajo mientras estamos de patrulla o nos llevamos los problemas de casa, empezaremos a cometer errores y esto puede costarnos caro.

2.  El síndrome de Superman. Nadie duda que somos policías, pero ante cualquier situación en donde el tiempo lo permita, ESPEREMOS apoyo. Hay pocas ocasiones en las que deberíamos intentar llevar a cabo una intervención solos y sin ayuda.

3.  No descansar suficiente. Para hacer nuestro trabajo debemos estar alerta. Estar adormilados no sólo es ir en contra del buen hacer, sino que nos deja a merced de cualquiera que quiera sorprendernos y facilita que cometamos errores.

4.  Tomar una mala posición. Nunca permitamos a nadie ante quien tengamos que intervenir o a quien estemos a punto de dar el alto que se sitúe en mejor posición que la nuestra o la de nuestro vehículo. Nada es rutina.

5.  Signos de peligro. Como policías, llegaremos a tener un "olfato policial" para darnos cuenta de determinados "signos de peligro": movimientos, ocupantes de un coche sospechoso, abultamientos en la ropa, etc., que deberían alertarnos para poner cuidado en cada paso y aproximarnos con precaución. Fijémonos en qué va mal o no está en su sitio.

6.  No fijarse en las manos del sospechoso. ¿Está él o ella sosteniendo o escondiendo un arma?; ¿Está preparándose para golpearnos?; ¿De donde nos va a venir una amenaza directa y mortal si no es de las manos?

7.  Relajarse demasiado pronto. Las constantes falsas alarmas hacen que bajemos la guardia. No debemos tomar ninguna llamada como otra falsa alarma. Puede estar nuestra vida en juego. Igualmente no debemos relajarnos en intervenciones en las que estemos hablando normalmente con las personas a las que hemos parado, estamos identificando, etc. La intervención se acaba sólo cuando cada uno sigue por su camino o cuando estas personas están en el calabozo, previo esposamiento y cacheo.

8.  No esposar correctamente o no esposar. Una vez hayamos aprehendido a alguien, debemos esposarlo adecuadamente (y por detrás.)  Asegurémonos de que las manos que pueden herirnos están bien inmovilizadas.

9.  Cachear superficialmente o no cachear. Hay muchos lugares en los que pueden ocultarse armas, y si no se descubre algo, puede suponer más tarde un peligro para ud. o para cualquier otro compañero.

10.  Armas sucias o inoperantes. ¿Está nuestra arma limpia?; ¿Funcionaría si la necesitáramos?; ¿Y que tal la munición?; ¿Podríamos ahora mismo defendernos con ellas de un ataque contra nuestras vidas o las de otros?.
















ESTAR ATENTOS CODIGO DE COLORES DE COOPER

Estar atentos continuamente, percibir, evaluar y responder a indicios de amenaza.  Debemos aprehender tanta información de nuestro entorno como sea posible, evaluarla constantemente ante posibles signos de peligro y entonces responder apropiadamente con un buen plan.  Confie también en su instinto, cuando les dice que algo va mal.  Estará hablando vuestra intuición y vuestra experiencia. 

Eliminen las imágenes estereotipadas de la gente que puede atacarnos.  Cualquier persona, en cualquier circunstancia puede ser un potencial agresor, por lo que a todo el mundo debería dedicársele un grado de atención, por lo menos en amarillo.

Cuidado: las mujeres también son peligrosas.  En algunas intervenciones pueden resultar fuente de peligro, directo o indirecto, bien porque en un momento determinado se decidan a lanzar por sí mismas un ataque, bien porque puedan esconder armas o proporcionar a sus acompañantes un elemento de distracción para los policías.    

El momento de la detención es de alto riesgo.  Muchos  ataques a policías se han producido cuando a los sujetos “se les dijo que iban a ser detenidos, o se mencionó esa posibilidad o se dedujo”.  Hasta ese punto, “los atacantes pudieron llegar a ser hasta cooperativos….  Evitar la detención fue el motivo para ejecutar el ataque, lo que sugiere que a pesar de que el motivo de una detención parezca ser poco importante, los policías deberían pedir apoyo antes de mencionarlo o de hecho intentar llevarla a cabo, si es se puede disponer de este apoyo y en caso contrario, estar preparados para una lucha".  

"Si en algún momento entienden que deben desenfundar el arma, mantengan siempre el dedo fuera del disparador, incluso si se ven obligados a apuntar a alguien, y apoyenlo sobre el mismo ÚNICAMENTE si hay que abrir fuego".

  "Desconfien de objetos aparentemente inofensivos como tarjetas de crédito, peines (ambos pueden estar afilados), teléfonos móviles (algunos se han descubierto como capaces de disparar cartuchos del .22), etc."

 "Cuando estén hablando con cualquier extraño, guarden la suficiente distancia y adopten la posición adecuada, de tal forma que si decidiera atacarlos no puedan sorprenderlos".

 "Si supiéramos que por la misma calle en sentido contrario, viene en su coche nuestra mujer o marido e hijos, ¿continuaríamos la persecución tal y como la estamos llevando a cabo?".

  "Si acuden a un aviso de robo, asuman siempre que los delincuentes todavía están dentro.  Tomen precauciones aunque debido al tiempo de respuesta piensen que ya han debido darse a la fuga". Que no los vean no significa que no estén.

"Cuando busquen en un edificio no dejen detrás de uds. ningún espacio sin comprobar.  Si alguien se esconde y lo pasan por alto podría después atacarlos por la espalda".

  "Pongan distancia entre uds. y vuestros potenciales adversarios y minimicen su exposición a sus posibles ataques".

 "De noche, cuando vayan a iniciar una aproximación a un vehículo sospechoso utilicen la luz en vuestro favor:  luces de carretera y focos al habitáculo del vehículo detenido".

"En situaciones dudosas busquen la superioridad numérica, de forma que si se complican las cosas haya por lo menos una relación 1:1.  No tomen más manzanas de las que pueden realmente comer".

 "Asuma siempre la regla "+1":  Si está cacheando o registrando y encuentra un arma o droga, puede haber más; Si acude a una llamada en donde se dice que hay un individuo.... y lo encuentra, piense siempre que hay más, aunque después no los haya".

 "Cuando estén en los calabozos y vayan a quitarle las esposas a un detenido, quite antes el cargador de su arma, o no la lleve consigo a ese lugar".

 "Espose siempre con las manos atrás y de ser posible, pasen uno de los grilletes por el cinturón del pantalón para evitar que por arte de magia aparezcan las manos delante".

"Cuando vayan a intervenir en llamadas por enajenados o disputas graves en domicilios, pregunte a quien lo requiera, si conoce de la presencia de armas en la casa y ante la falta de información, presuma que las hay.  Adopte las medidas de precaución adecuadas".

"Antes de tomar una decisión o de continuar desarrollando una acción, valoren todos los riesgos que ello conlleva  frente a lo que se puede finalmente conseguir".

  "Cuando se muevan en un entorno potencialmente hostil no dejen de vigilar a vuestra espalda".

 "Sean en todo momento conscientes de la calle o lugar en el que se encuentren, de tal forma que si se ven obligados a solicitar apoyo puedan dirigirlo hacia uds. sin demora".

 "Comente con su compañero de patrulla qué harían en situaciones excepcionales concretas; acuerden planes preconcebidos para estos supuestos; y de vez en cuando recuérdenselos mutuamente.”

"Vacíe sus cargadores de munición cuando vayan a estar días sin utilizarlos; deje "respirar" a los muelles y evitarán que éstos se fatiguen y cuando menos lo desee le produzcan una interrupción".

“Cuando busquen en estructuras o se estén moviendo en ambiente hostil, no se olviden de mirar también hacia ARRIBA”.  

"Controle siempre y en todo momento las manos de aquellos sujetos sobre los que vayan a intervenir, hombres o mujeres".

“Reduzcan siempre, en la medida de lo posible, vuestra exposición como potenciales blancos”.

"Inspeccionen siempre su arma, munición, fundas, esposas, vehículo y todas sus herramientas de trabajo antes de salir a patrullar".

"Antes de detener un vehículo que les resulte sospechoso, comuníquenlo a vuestra Central. Datos completos de la situación: siempre, al menos: lugar de la parada, marca, modelo, color y matrícula del vehículo".

 "Diferencien bien entre cubierta y abrigo".

 “En la medida de lo posible, enfríen los incidentes; generalmente el tiempo juega a nuestro favor”.  

“No hagan que “Aquí yace un macho” sea vuestro epitafio”.  

"Un policía cubre, el otro se mueve y lleva la iniciativa".  

"Solicite y espere apoyo antes de iniciar una acción de alto riesgo".

 "Primero inmovilice y espose; luego cachee".